Abogados en España - Abogueo
Blog > Derecho de Familia y Divorcios > Custodia compartida en España: Guía actualizada 2024

Tabla de contenidos

Custodia compartida en España: Guía actualizada 2024

El tema de la custodia compartida en España emerge como un delicado equilibrio entre derechos parentales y el bienestar de los hijos. 

En este artículo, exploramos en detalle la custodia compartida en España, hablando sobre sus matices y proporcionando una visión actualizada. Entonces: ¿Cómo se define la custodia compartida en España, en qué consiste, cuando se acuerda y qué criterios influyen en su otorgamiento? Acompáñanos en este viaje para entender este tema en detalle.

¿En qué consiste la custodia compartida en España?

La custodia compartida en España es un arreglo legal, en el que los abogados de familia buscan asegurar una buena comunicación y distribución entre ambos padres. Se trata de un régimen que aborda no solo el tiempo que cada padre pasará con el hijo, sino también las responsabilidades y decisiones cruciales que afectan su vida. Por ello, busca establecer un equilibrio donde ambos padres compartan la toma de decisiones significativas, como la educación, la salud y otros aspectos fundamentales para el desarrollo del menor.

Este tipo de custodia no se limita únicamente a asegurar que cada progenitor pase un tiempo igual o equitativo con el hijo, sino que se enfoca en proporcionar al menor la oportunidad de mantener una relación continua y significativa con ambos padres. La prioridad fundamental de la custodia compartida es el bienestar del hijo, procurando su desarrollo emocional, social y psicológico en un entorno que fomente el vínculo afectivo con ambas figuras parentales.

En este contexto, la custodia compartida implica una colaboración activa entre los padres, promoviendo la comunicación abierta y la toma de decisiones conjunta. Este enfoque busca evitar situaciones donde uno de los progenitores tenga una participación limitada en la vida del hijo, asegurando que ambos estén involucrados en aspectos cotidianos y cruciales para el desarrollo integral del menor.

Cuándo se acuerda la custodia compartida

La determinación de optar por la custodia compartida en España, no se realiza de manera automática, ya que está sujeta a una cuidadosa evaluación de diversas circunstancias. Los jueces, al tomar esta decisión, consideran una serie de factores cruciales que influyen en la idoneidad de esta modalidad, buscando siempre el bienestar del menor.

Uno de los aspectos fundamentales evaluados por el tribunal es la estabilidad emocional de los padres, frente a diferentes situaciones de la vida diaria que atraviese la crianza de un menor. La capacidad de cada progenitor para proporcionar un entorno emocionalmente seguro y estable para el hijo es un factor determinante. 

La proximidad de los hogares también se examina meticulosamente. La ubicación geográfica de las residencias de ambos padres es considerada para asegurar que la custodia compartida en España sea logísticamente viable. 

Además, la capacidad de cooperación entre los padres es un factor esencial. Los jueces evalúan la disposición y habilidad de los progenitores para trabajar juntos en beneficio del hijo. La comunicación efectiva y la voluntad de colaborar en la toma de decisiones relacionadas con la crianza son elementos clave que influyen en la decisión de otorgar la custodia compartida.

Criterios a valorar en la custodia compartida

En el proceso de tomar decisiones respecto a la custodia compartida en España, los jueces evalúan diversos criterios específicos que son fundamentales para determinar la idoneidad de esta modalidad. 

Como hemos mencionado en el apartado anterior, es crucial comprender en detalle los criterios a valorar y tipos de custodia que se pueden aplicar a cada familia. Aquí te presentamos los principales criterios a considerar a la hora de presentar una demanda por custodia compartida:

Estabilidad emocional:

  • Evaluación de la capacidad de cada progenitor para proporcionar un entorno emocionalmente estable para el niño.
  • Análisis de la habilidad para manejar situaciones estresantes y brindar apoyo emocional al menor.

Cercanía de los hogares:

  • Consideración de la proximidad geográfica entre las residencias de ambos padres.
  • Evaluar la viabilidad logística de la custodia compartida en términos de desplazamientos y rutinas diarias del menor.

Capacidad de cooperación:

  • Observación de la disposición y habilidad de los padres para trabajar juntos en beneficio del hijo.
  • Análisis de la comunicación efectiva y abierta, y la voluntad de colaborar en decisiones relevantes para la crianza.

Implicación en la vida del menor:

  • Evaluación del grado de participación activa de cada progenitor en la vida cotidiana y educación del hijo.
  • Consideración de actividades conjuntas y tiempo de calidad invertido con el menor.

Cumplimiento de obligaciones parentales:

  • Revisión del cumplimiento de obligaciones como manutención y responsabilidades legales.
  • Consideración de la disposición de cada progenitor para cumplir con las obligaciones parentales de manera constante y regular.

Adaptabilidad a las necesidades del menor:

  • Evaluación de la capacidad de los padres para adaptarse a las necesidades cambiantes del menor a medida que crece.
  • Consideración de la flexibilidad y disposición para ajustar rutinas y decisiones conforme evoluciona el desarrollo del hijo.

Tipos de custodia compartida en España

La diversidad de situaciones familiares ha llevado a reconocer distintos tipos de custodia compartida en España, cada uno con características particulares que se adaptan a las necesidades específicas de las familias. 

A continuación, explicaremos con mayor detalle los diferentes tipos de custodia compartida reconocidos en el sistema legal español, destacando sus particularidades y las implicaciones legales asociadas:

Custodia física compartida:

  • En este tipo de custodia, el tiempo con el hijo se distribuye de manera equitativa entre ambos progenitores.
  • Implica que el menor pasa períodos similares de tiempo con cada padre, buscando mantener una relación continua y significativa con ambos padres.

Custodia compartida en decisiones clave:

  • Enfocada en la toma conjunta de decisiones importantes para el menor, como las relacionadas con su educación, salud y actividades extracurriculares.
  • Aunque el tiempo no se divide de manera equitativa, ambas partes participan activamente en las elecciones que afectan el desarrollo y bienestar del hijo.

Custodia alternada o semanal:

  • Se caracteriza por la alternancia semanal del lugar de residencia del menor entre los padres.
  • Busca proporcionar estabilidad al hijo al ofrecer una rutina clara y predecible, facilitando la adaptación a ambos hogares.

Custodia por bloques temporales:

  • Implica periodos más extensos de convivencia con cada progenitor, como meses o años.
  • Adecuada para situaciones en las que la cercanía geográfica no es un factor determinante y se busca proporcionar al menor experiencias más prolongadas con cada padre.

Custodia compartida con residencia única:

  • Aunque uno de los padres tiene la residencia principal del menor, ambos comparten responsabilidades y decisiones relevantes.
  • Proporciona al progenitor no residente un papel activo en la vida del hijo sin necesidad de una distribución equitativa del tiempo.

En Abogueo, entendemos la importancia de asegurar los derechos parentales y el bienestar de los niños. Si te encuentras inmerso en este proceso o simplemente buscas más información, no dudes en comunicarte con nuestros especialistas en derecho de familia.